2. ÁMBITO DE APLICACIÓN DE LA LEY 820 DE 2003 Y EL DECRETO 3130 DE 2003.

Tal como lo señala el artículo 1 del Decreto 3130 de 2003, lo dispuesto en dicha normativa y en la Ley 820 de 2003, se aplica únicamente a los contratos de arrendamiento celebrados para vivienda urbana, pero será aplicable a los contratos celebrados en vigencia de la ley 56 de 1984, si las partes del contrato de arrendamiento convienen en acogerse a lo previsto en la Ley 820 de 2003.

Esto quiere decir, que la Ley 820 de 2003 y el Decreto 3130 de 2003 no se aplican a los contratos de arriendo para vivienda rural, ni a los contratos de arriendo de inmuebles destinados a actividades comerciales o industriales.

Teniendo en cuenta el anterior contexto normativo, conviene ahora revisar, así sea de manera breve, la naturaleza jurídica del contrato de arrendamiento.