DOCUMENTO CONPES 3943

Julio de 2018

POLÍTICA PARA EL MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DEL AIRE

Resumen ejecutivo

La contaminación del aire es generada por emisiones de fuentes naturales, como los volcanes, y humanas, como las emisiones de los vehículos e industrias que funcionan para satisfacer las demandas de una población urbana creciente que, para 2050, se estima superará en Colombia los 52 millones de habitantes (Departamento Nacional de Planeación
[DNP], 2014). En el país, la contaminación del aire es mayor en las principales ciudades, como por ejemplo en Bogotá, donde el aporte de los vehículos a las emisiones es del 78 % (Secretaría Distrital de Ambiente [SDA], 2014). Por su parte, en Medellín, el 81 % de las emisiones de partículas proviene de los vehículos que, sumado a las características
geográficas y del clima, ocasionan episodios críticos de contaminación del aire, principalmente en marzo y octubre, épocas de alta nubosidad y transición entre la temporada seca y de lluvias, limitando la dispersión de los contaminantes (Área Metropolitana del Valle de Aburrá [AMVA], 2015). La exposición de la población a la contaminación del aire tiene
efectos negativos en la salud, generando costos sociales y económicos representados en enfermedades, restricción en el desarrollo de actividades, atenciones por el sistema de salud y muertes. En el país, estos costos se estiman en 12,3 billones de pesos, equivalentes al 1,5 % del PIB del año 2015 (DNP, 2018).

Para solucionar este problema, la presente política propone acciones para reducir las concentraciones de contaminantes en el aire a través de la renovación y modernización del parque automotor, la reducción del contenido de azufre en los combustibles, la implementación de mejores técnicas y prácticas en la industria, la optimización de la gestión de la información, el desarrollo de la investigación, el ordenamiento del territorio y la gestión del riesgo por contaminación del aire.

Para implementar estas soluciones se requiere de la articulación intersectorial en el desarrollo de las acciones para enfrentar el reto que supone el mejoramiento de la calidad del aire. Se estima que el desarrollo de las acciones propuestas alcanzará un valor indicativo cercano a los 16.637 millones de pesos para los próximos siete años, horizonte de tiempo en el que se planea la consecución de los objetivos de la presente política.

Entre los actores involucrados en esta política se encuentran el Ministerio de Transporte, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Ministerio de Minas y Energía, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, el Departamento Administrativo de Ciencia,
Tecnología e Innovación, la Unidad de Planeación Minero Energética y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales.

(...)

6. RECOMENDACIONES


El Ministerio de Transporte, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Ministerio de Minas y Energía, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y el Departamento Nacional de Planeación recomiendan al Consejo Nacional de Política Económica y Social:


1. Aprobar los lineamientos de política y el Plan de Acción y Seguimiento para el mejoramiento de la calidad del aire en Colombia, así como solicitar a las entidades involucradas la adecuada y oportuna implementación de las acciones propuestas.
2. Solicitar a las entidades del Gobierno nacional mencionadas en este documento priorizar los recursos para la ejecución de esta política, en concordancia con sus competencias y con el Marco de Gasto de Mediano Plazo del respectivo sector.
3. Solicitar al Departamento Nacional de Planeación consolidar y divulgar la información del avance de las acciones según lo planteado en el Plan de Acción y Seguimiento (Anexo A). La información deberá ser proporcionada por las entidades involucradas eneste documento de manera oportuna según lo establecido en la sección de seguimiento.
4. Solicitar al Ministerio de Transporte:
a. Fomentar los procesos de desintegración del parque automotor altamente contaminante y promover su reemplazo por tecnologías de cero y bajas emisiones en concordancia con el cronograma de mejora en la calidad de los combustibles.

b. Promover el desarrollo de mecanismos que desincentiven el uso de vehículos contaminantes.
c. Revisar los procedimientos actuales en los Centros de Diagnóstico Automotor e implementar estrategias para eliminar la evasión de la revisión técnico-mecánica y la de emisiones contaminantes.
5. Solicitar al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible:
a. Implementar una estrategia nacional para aumentar la introducción de tecnologías vehiculares de cero y bajas emisiones en el país,
en especial vehículos eléctricos, dedicados a gas natural e híbridos.
b. Promover la implementación de portafolios de mejores técnicas disponibles y prácticas ambientales orientados a implementar procesos sostenibles en la industria.
c. Mejorar la generación de información sobre las emisiones de contaminantes y el estado de la calidad del aire del país, para verificar la efectividad de las medidas implementadas para reducir las emisiones. Así mismo, modernizar los sistemas de información. 
d. Promover el desarrollo de planes de prevención, reducción y control de la contaminación del aire y gestión del riesgo ante episodios críticos de contaminación del aire, en los centros urbanos del país.
e. Adoptar la tasa retributiva por emisiones al aire, de acuerdo con lo establecido en la Ley 99 de 1993 y el Decreto 1076 de 2015.
f. Fomentar la participación ciudadana en el diseño e implementación de estrategias para la prevención, reducción y control de la contaminación del aire.
6. Solicitar al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo:
a. Apoyar el desarrollo de la implementación de portafolios de mejores técnicas disponibles y prácticas ambientales orientados a implementar procesos sostenibles en la industria.
b. Apoyar el desarrollo de soluciones innovadoras en la prevención y el control de emisiones contaminantes del aire en los sectores productivos.
c. Apoyar, a través del Programa de Transformación Productiva, la implementación de la estrategia nacional para aumentar la introducción de tecnologías vehiculares de cero y bajas emisiones en el país.
7. Solicitar al el Ministerio de Salud y Protección Social:
a. Estimar los efectos en la salud por contaminación del aire.
b. Orientar las investigaciones que se promuevan sobre los efectos en salud asociados a la contaminación del aire.
c. Apoyar la formulación de lineamientos nacionales que faciliten la incorporación de las áreas de alta contaminación del aire en los modelos de ordenamiento y ocupación del territorio. 
d. Apoyar en la formulación de lineamientos nacionales para la gestión del riesgo ante la ocurrencia de episodios críticos de contaminación del aire, en el componente de salud.
8. Solicitar al Ministerio de Minas y Energía:
a. Determinar las señales económicas tarifarias necesarias para reconocer en forma progresiva los precios de mercado de los combustibles, cuyo menor contenido de azufre habilite el uso de motores de mejores estándares de emisiones, hasta alcanzar niveles Euro VI de diésel y Euro 6 de gasolina.

b. Establecer un programa para el aseguramiento de la calidad de los combustibles por parte de los agentes a lo largo de toda la cadena de distribución.
9. Solicitar al Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio apoyar la formulación de lineamientos nacionales que faciliten la incorporación de las áreas de alta contaminación del aire en los planes de ordenamiento territorial.
10.Solicitar a Bancóldex facilitar el acceso de las industrias a recursos financieros de crédito, para que incorporen mejores técnicas disponibles y prácticas ambientales orientadas ala reducción de emisiones de contaminantes al aire.
11. Sugerir a las autoridades ambientales, para la adecuada implementación de esta política, formular e implementar planes de prevención, reducción y control de la contaminación del aire, así como los planes para la atención de episodios críticos de contaminación del aire; determinar áreas en función de los niveles de contaminación del aire e incorporarlas en los instrumentos para el ordenamiento y ocupación del territorio; y adoptar instrumentos económicos que incentiven la reducción y el control de las emisiones.
12. Sugerir a las entidades territoriales coordinar con las autoridades ambientales la formulación e implementación de planes de prevención, reducción y control de la contaminación del aire en los que se prioricen medidas como la renovación del parque automotor y su reemplazo por tecnologías de cero y bajas emisiones, apoyar el diseño e implementación de planes para la atención de episodios críticos de contaminación del aire, incorporar en los modelos de ordenamiento y ocupación del territorio, la clasificación de las áreas en función de los niveles de contaminación del aire, y considerar la adopción de instrumentos económicos que incentiven la reducción y el control de las emisiones.